Saltar a contenidos

ASOCIACIÓN AMIGOS CAMINO DE SANTIAGO

Navegación

 
 

Menú principal

Noticias

07/02/2022
JORNADA CULTURAL. FUENTE DEL PAJARO

 FUENTE DEL PAJARO.

https://www.eladelantado.com/provincia-de-segovia/la-fuente-del-pajaro-agua-y-sentimiento/

La Fuente del Pájaro es una fuente natural situada en el límite entre Valseca y Zamarramala y por escasos metros se sitúa en el término municipal de Valseca. Es un lugar de un gran apego sentimental entre los vecinos de las dos localidades. La importancia de las fuentes o manantiales naturales a lo largo del tiempo ha sido crucial para el mantenimiento de las personas que pasaban mucho más tiempo trabajando en el campo que ahora, a la vez que para el sustento de los animales de ayuda, acarreo y careo.

Los pastores y agricultores fundamentalmente eran los que protegían, limpiaban, y encauzaban el brebaje de sus aguas. También configuraban un punto de encuentro, donde se podían juntar varios de ellos, y comer en compañía, compartiendo conversación, vivencias y en buena armonía. Del reguero que desciende de la fuente, bebían las ovejas, las vacas, mulas y machos para reponer fuerzas. Durante el verano se podían ver varios rebaños de las dos localidades, sesteando en su entorno, mientras los pastores charlaban o descansaban cerca del manantial.

Otra de las personas que custodiaba el estado de las fuentes naturales era la figura del guarda municipal, ya desaparecido, quien con una borrica recorría el término municipal, para su salvaguarda.

La fuente se sitúa en el bajo, a la vuelta de una linde, orilla de un regato con juncos, que en su día pudo ser un arroyo que llamaban Aguamala. A la persona que no haya ido nunca hasta ella, le costará encontrarla. Está en un pequeño refugio o hoyo, a la vera de una reciente plantación de fresnos y un prado que desciende. Ahora sigue siendo auspicio de pastores y agricultores pero en mucha menor medida, casi testimonial. También es visitada por cazadores y caminantes que sacian la sed en la misma, para lo que cuentan con un bote o vaso, dispuesto al lado en un palo clavado en la tierra.

Una pequeña poceta entre roca, caliza y tierra, recoge el agua del fértil manantial. La cavidad y el ornamento, fue remozado y limpiado en la década de los noventa por un grupo de personas voluntarias de Valseca. El ornamento fue recompuesto por mampostería de piedra caliza a su alrededor; y seguido, se adosó una pequeña pila de cemento con un caño, que vierte la misma densidad de agua prácticamente durante todo el año, protegidas por dos trampillas. Completó este importante trabajo, la colocación de una piedra caliza esculpida en la parte superior con el dibujo de un pájaro, cuyo autor se desconoce. Posteriormente, hace unos ocho años, se instaló un abrevadero de fábrica destinado al ganado, cuyo coste fue sufragado por las Juntas Agropecuarias de Valseca y Zamarramala. De la calidad del agua de la Fuente del Pájaro, tradicionalmente se ha dicho en Valseca, que sus características son muy propicias para cocer los garbanzos.

Sin duda, la Fuente del Pájaro es toda una referencia histórica y social, grabada con nombre propio en la memoria del vecindario de ambas poblaciones. En Zamarramala toma especial constancia en una de las calles. En torno a una urbanización construida hace unos años a la que se decidió dedicar el nombre de Calle Fuente del Pájaro, situada muy próxima a otra también de rango histórico, como es la Venta Nueva, ligada con el vecino término de Valseca, con el despoblado de San Medel. Asimismo, un inmueble simbólico y bien dotado, como es el albergue de peregrinos del Camino de Santiago, lleva el nombre de Fuente del Pájaro.

Mientras su chorro y memoria continúen fluyendo entre su manantial y el sentimiento colectivo, la Fuente del Pájaro será parte de esa pequeña historia imperecedera y lugar de visita y reencuentro con el pasado.

Jornada Fuente del Pájaro Ampliar imatge